miércoles, 30 de octubre de 2019

Marcha BTT Tuéjar (El probe Miguel)


No sé si nos pilló de sorpresa o la gente ya sabía a lo que venía (y se lo tenía callado), pero qué dureza la de la marcha BTT de Tuéjar (Circuito BTT Serranía). No parecía tanto en el perfil, viendo los números y tal, pero... precioso recorrido, eso sí.
Bueno. Horario de invierno, que a alguno pilló a pie cambiado (pobre Miguel Ángel Salido... eso fue ya una señal) pero todo el mundo detrás de las cintas de salida, saludando, esperando pacientemente la cuenta atrás, algunos despojándose en el último momento de manguitos y chalecos... y es que sí, hacía bastante fresco.


Al menos los compases iniciales servirían para entrar en calor, porque el comienzo de la primera subida nos esperaba en el kilómetro 6; un poquito en falso llano al ir remontando el río Tuéjar por el camino de Arquela,  pero muy muy rápidos siempre por pista ancha y con el terreno algo humedecido. ¡A correr!
Ya con las piernas a buena temperatura llegamos a la altura del barranco de la Fuente del Fraile, punto de inicio de la ascensión más larga del recorrido (4,5 km al 8,8% de media), también conocida como la subida a la Buena Leche.


Cambio radical. Más valía buscar tu ritmo porque si se te calentaba el morro al principio, estabas comprando los números para que te pasase factura luego. Mejor ser constante y llegar al único descansillo en toda la subida, a la altura de la cantera. A ver, descansillo de 100 metros que sabía a gloria bendita antes de afrontar la segunda parte de la ascensión.
Ya tenía el ritmo más o menos pillado cuando, tras una curva a izquierdas por las Cañadas de Arriba, habían rotulado con cal en el suelo 'BUENA LECHE'. Morir.
¡Ese kilómetro y poquito que faltaba para hacer cima se pone al casi 13% de media!


Ver las banderolas del primer avituallamiento (a 1021 m de altitud) fue todo un alivio; ya no habría que subir más. Trago de agua y... ¿qué hace Miguel ahí parado? Pues bregando con la multiherramienta y el bloqueo de la horquilla. Nada grave.
Bajada rapidísima por el ancho camino de la Buena Leche hasta el desvío por el más estrecho y fresco camino de la Cañada de la Perdiz, rodeando la umbría de las Labores de los tristes.
Un tramo con algo de pendiente para no perder tensión en las piernas y a seguir bajando hacia el corral de los Lucas.


Y es que en ese punto estaban los voluntarios indicándonos el desvío a uno de los tramos más entretenidos del circuito.
Los primeros 2 Km, atravesando La Montalbana hacia el camino de las Cañadas de Abajo, se hacían por una senda que medio se intuía, ya que al estar en suelo cubierto de hierba baja, no se distinguía una trazada clara, pero que te llevaba serpenteando entre árboles sin demasiadas complicaciones.
A continuación, desde el Corral de los Martínez, se seguía bajando hasta la Caseta de Ródenas, con una última parte de senda entre campos.


Aquí más de uno tuvimos que salvar el muro para entrar al camino de las Cañadas de Abajo, echando pie a tierra. Si veníamos bajando en seco, nos topamos con terreno ascendente más que húmedo, senda muy encerrada entre árboles y sobretodo, con mucha roca al descubierto que nos exigía el buscar la trazada buena manteniendo el equilibrio y controlando cuando las cubiertas deslizaban. Un poco odisea.
Pero la trialera que continuaba merecía mucho la pena. Más pedregosa, con algún paso complicado, con continuos cambios de dirección, raíces, algún tobogán, curvas de herradura... 
Qué pena llegar al Corral del Rincón, de verdad. Un poco de agua del segundo avituallamiento y después de rodear el Cerrito Rincón, giro de 90º a la izquierda y a meter desarrollo que se avecinaba buena.


De nuevo Miguel Ángel parado trasteando con la bici. Esta vez fue rotura de cadena.
Corta aquí, pon allá, muy larga ha quedado, ajusta el cambio, mueve el tope... entre estas que nos alcanzó Eddie y decidió escoltarnos. Menuda subida por la Cañada de Nieva.
Tanto que se volvió a romper la cadena de Miguel Ángel (OMG).
Más fotos, más ánimos a la gente, más palabras malsonantes... pero se pudo seguir, que era lo que importaba.


No se podía forzar esa cadena más, así que... parte andando y parte a molinillo, superamos ese escollo (1,2 Km al 10,2% de media) para saborear esos dos kilómetros largos de senda cambiante por el barranco de Nieva. De nuevo ¡qué tramo!
Cruzamos el río Tuéjar de nuevo y nos pasamos desde la fuente de la Mona hasta La Nevera, hablando de cómo había sido la bajada, del entorno y, también, de que teníamos hambre. Hay que ver lo bien que estaba situado ese tercer avituallamiento y qué gente más maja había allí.


Mirando los datos del GPS, teníamos unos 10 km por delante y nos quedaban sobre 300 m de acumulado. Fácil no iba a ser. Seguro.
Curva de herradura al camino de la Solana Carreras y 2,6 Km al 8,8% de media. Así, sin anestesia. Venga dar pedales y los metros no pasaban. Levantabas la vista y veías la misma pendiente delante.
Menos mal que la bifurcación cerca del Corral de Andariel marcaba el punto final de este suplicio.


De nuevo se podía dejar correr la bici. Daba igual si aparecían piedras sueltas o lo que fuera. El caso era llegar a Tuéjar lo antes posible... aunque quedaba un pequeño repecho sorpresa antes de iniciar la última senda (o eso creíamos) en el camino del Mirador.
Senda de las duras a estas alturas, siguiendo el contorno del Espolón del Capitán y la Loma Catalina.
Mucha mucha piedra que castigaba los brazos y alguna zona donde había que 'dejarla ir' como dice Ibán.


Y felices nos las prometíamos ya, cerquita del pueblo, pero nos habían preparado la última encerrona, haciéndonos bajar al nacimiento del río Tuéjar cerca del Pozo Caldero... por lo que nos tocaría volver a subir para llegar a las casas... poquitas fuerzas quedaban ya, para qué engañarnos, de modo que entrar por fin al frontón (literalmente) fue un enorme alivio.


¿Qué nos quedaba por hacer? Pues comer y beber junto al resto de 'kiwis' y demás personajes conocidos, contarnos las batallitas y hacerse el ánimo de volver para casa tras una dura, exigente e interesante jornada de pedaleo.

Con respecto a la clasificación de la marcha, así quedamos:


A nuestros patrocinadores DoyoubikePACOM SystemsAAACapital, digitis y Talleres Gonzalo, como siempre, gracias por estar con nosotros.

Hasta la próxima.


*********
Si quieres ver las fotos de la prueba, las tienes en la galería.

Aquí puedes descargar el track de la marcha:


*********

Crónica de Paco Pérez.
Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario