martes, 27 de febrero de 2018

Marcha BTT Casinos


A 42 km al noroeste de Valencia Harbor, con una temperatura de 4 grados y mucha competencia alrededor, tres capitanes de barco se disponen a iniciar la primera marea del cangrejo de las nieves. Con todas las nasas a remojo y las bodegas vacías Rado (Time Bandit), Miguel Salido (Wizard) y Paco Pérez (Cornelia Marie), esperan recoger el suficiente acumulado como para cumplir con los patrocinadores.





Los caladeros escogidos se encuentran en la Marcha de Casinos, un área de pesca del Circuit MTB Valéncia. No lo tendrán fácil para recoger sus líneas, porque en la zona hay otros 407 barcos con las mismas intenciones. Estoy nervioso porque me juego mucho en esta campaña, pero si mantenemos el ritmo subiendo nasas -dice Rado- tenemos posibilidades y cumpliremos con la cuota.


Lo principal era zarpar lo más rápido posible para llegar al canal principal del Camp de Turia enfilando, así, la primera subida con 'aire limpio'. Importante, porque son 8 km ascendiendo por el camino de la Lessa (primero ancho, luego más pedregoso y finalmente, senda) con algún pequeño descansito para las piernas que se agradece (los últimos 600 m al 8% de media).

 

En esta parte, subiendo a los Pinos, un patrón empujó a Miguel a los romeros (menos mal que había dónde caer). Todo por querer ganar una posición subiendo una senda en la que la gente va en fila india... A ver. Un poquito de cabeza en las marchas, que por tu tontería puedes hacer mucho daño al compañero que tiras.
Sigamos.
Bajadita por senda de las que nos gustan para empezar la marcha: limpias, con ligero curveo, que no creen tapón... y empezamos de nuevo a subir para ir cerrando un círculo alrededor del navajo de Cambrilles.

 

El single track de bajada que vino a continuación, ya con algunas horquillas y tímidos escalones, nos dejó en la unión del barranco del Gasque con el de Castellar, que forman la rambleta dels Frares. Pero nada de seguir en descenso. Nos habían colocado ahora una primera subida llevadera al camino de Trufaltaves a Garrotes, entre campos de cultivo como antesala de la segunda parte (1 km al 8% de media) que empezaba al cruzar las bodegas de Trufaltaves.
Primer tercio del recorrido, completado.


Acto seguido nos enfrentábamos a unos 6 km con terreno que iba más hacia abajo que hacia arriba, que tenía insertadas tres rampas de unos 550 m  al 7% de media cada una, pasando por el corral de Perico y cruzando la rambla de Artaix  previo de darle a los pedales por la umbría de la Penya Roja.
Por aquí ibas dándole vueltas a la cabeza a una frase que repetía un voluntario en un cruce anterior: Cuidado aquí con los regueros y más adelante tenéis una senda técnica.
Lo de los regueros, ya lo habíamos pasado a estas alturas... que razón tenía porque si entrabas en uno bajando, tenían que mandar una expedición arqueológica para sacarte de allí, pero ¿y la senda?


Amigo mío. Pues al llegar a la parte de solana, aparecía esa senda. Encañonada y en ascenso que, al principio, para nada parecía técnica pero conforme pasaban los metros aparecían escalones de roca desnuda cada vez con más frecuencia y de mayor altura. El reto de superarlos estaba bien, pero yo descalé quedando dos o tres, no lo recuerdo bien; sería la falta de oxígeno.


Oxígeno que se podía recuperar en los dos kilómetros siguientes, dejando que la gravedad hiciese su trabajo por la boscosa senda d'Oran, hasta cambiar la pendiente cruzada, otra vez, la rambla de Artaix.
Punto de inflexión importante ya que era el inicio de la ascensión a la cota más alta del recorrido (592 m), empezando por el camino d'Oran en els Balconets, (1,5 km al 8% de media) y acabando en la parte más occidental de los Herreros (con un tramo demoledor de 70 m al 17,5% de media).


Digo yo que merecido teníamos todos y cada uno de los 3000 m de bajada que, por desgracia, pasaron taaan rápido. En el camino de Carreteres rebasamos el km 30 (ya sólo 12 más en el horizonte) tirando hacia arriba, para superar la última subida larga (algo más de 1,5 km) que volvía a tener su parte última en un caminito de 30cm de ancho.


Todavía nos sacarían del camino de la Lessa para meternos por otra empinada senda dentro del Corral del Manco, cerca de la Cova Fumada, pero casi arriba, echándole un ojo al acumulado del GPS, ya sabías que poco quedaba por subir. Un último esfuerzo y a llanear a 30 km/h por la Canñada del lobo, intentando pillar a los de delante tragando la menor cantidad de polvo posible.


Rodear por la última trocha el Cabeço Barral y enlazar con el Canal que nos guió al principio. Muy rápidos esos 3,5 km intentando no perder cadencia antes de dejarse llevar por el asfalto que precedía al arco de meta.
Retirada del dorsal y a ponerse a cubierto lo antes posible, buscando reponer fuerzas con un buen almuerzo y echarse unas risas con los compañeros de Pesca Radical.


Con respecto a las clasificaciones de la marcha, así quedamos:


La clasificación general del circuito, con respecto a nuestyros corredores:


Y no puedo terminar la crónica sin agradecer, como siempre, a nuestros patrocinadores: DoyoubikePACOM SystemsEdetania Personal Bankersdigitis y Talleres Gonzalo, por todo el apoyo que nos dan.

Hasta la próxima.


*********
Si quieres ver las fotos de la prueba, las tienes en la galería.

Aquí puedes descargar el track de la marcha.





*********
Crónica de Paco Pérez.
Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario