domingo, 25 de febrero de 2018

Hasta la Rodana y más allá


Catorce. Ni más ni menos que catorce personitas rechazamos el soborno de las sábanas, para no salir en bici la mañana del sábado: Ibán, Arturo, Pablo Ortiz (thumbs up!), Edu, Jorge, Ángel Poveda, Pablo Esrteban, Eddie (¡bienvenido!), Mauro (testeando la gravel por tierra), Martín, Samuel, Luis, Miguel Ángel García y yo. Muchas ruedas en la zona de quedada; buen presagio.



La primera parte de la ruta era muy conocida por todos, porque remontar el Turia por el Parque Natural del mismo nombre hasta llegar a Riba-roja, creo, que casi se puede hacer con los ojos cerrados. No lo hagáis. Os perderéis un bonito paisaje fluvial cambiante a medida que dejáis atrás el bajo Turia, el azud de Mestalla, Tormos, Moncada... y ahora que baja agua, es todavía más agradable.



Pasado el puente Viejo de Riba-roja o puente del Conde (1761) nos metimos hacia el Mas d'Escoto, buscando el barranco de Porxinos. Primera rampita para empezar a coger tono en las piernas, porque lo hecho hasta ahora no es que tuviese demasiada dificultad. Eso sí, la gripe de Martín le pasó factura y tuvo que volverse con el apoyo de Ángel. Muy buen detalle.
El resto pedaleamos el camino de Porxinos y nos reagrupamos en el cruce con el camino del Massís. El desarrollo de la gravel de Mauro y pensando en la salida programada del día, le hicieron despedirse del grupo antes de enfrentarse a los siguientes 800 m al 9% de media, rodeando el pico del Águila.



La cuestión era llegar a las cadenas de la subida a la Rodana (otros 700 m también al 9% de media) y una vez allí, cada cual tomaa su decisión: o bajar por sendas/pista a Riba-roja de nuevo o acabar la ascensión a la Rodana.
Con el compromiso de almorzar juntos en el pueblo, unos bajaron y otros subimos hasta las antenas cubriendo ese último kilómetro (10,5% de media).



Foto para dar fe y para abajo. Pablo, conocedor de la zona, nos convenció para meternos por la balsa de Barreta, con la promesa de hacer una senda interesante que rodeaba la zona noroccidental del Parque Natural del Turia... y así fue. Trozo entretenido este que tenía su parte más complicada o técnica cuando rodamos por la variante del PR-175.1, sendero que se conoce como 'Las trincheras del Clau'. Imposible no pararse unos segundos en el abrigo/refugio cuando pasamos.



Con el terreno favorable llegamos pronto a juntarnos con el resto del grupo que prácticamente estaban ya hinchado el diente a los bocatas. Un rato de almuerzo, sobremesa, a contarse batallitas relacionadas o no con el ciclismo (es que ahora con el Sol se estaba mucho mejor) y un brindis antes de volver a las bicicletas para regresar a Valencia todos juntos.



Y no puedo terminar la crónica sin agradecer, como siempre, a nuestros patrocinadores: DoyoubikePACOM SystemsEdetania Personal Bankersdigitis y Talleres Gonzalo, por todo el apoyo que nos dan y por implicarse en estas salidas.

Hasta la próxima.


*********
Si quieres ver las fotos de la prueba, las tienes en la galería.

Aquí puedes descargar el track de la ruta.





*********
Crónica de Paco Pérez.
Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario