miércoles, 21 de febrero de 2018

El barranc de l'Horteta


Las salidas de los sábados del Club no paran y este fin de semana, tocó irse a rodar por el barranc de l'Horteta. Una salida para nada exigente (ni en distancia ni en acumulado) pero sí divertida, y es que remontar este barranco desde Torrent hasta el término de Turís (aunque cambie de nombre), con bastantes tramos de sendas, era el complemento perfecto para juntarnos, almorzar y pedalear. ¿Quiénes? Pues César, Ramón, Miguel Ángel García, Javi, Ángel, Martín, Samuel y yo.



Quedada a las 8:00 en la tienda Doyoubike de la avda. del Puerto... ¿o era el bar de la acera de enfrente para tomar café? El caso es que cuando ya estuvimos todos, puntualidad británica, salimos por el carril bici en dirección al barrio de Sant Isidre, para seguir por el camino pintado de rojo hasta llegar a Torrent.
Cuando pasamos bajo el puente azul de la zona del Xorro, oficialmente, ya estábamos en el barranco que teníamos que recorrer durante la jornada. Por fin las bicicletas estaban sobre tierra.



Con ganas de ir moviendo la bici de izquierda a derecha por la senda, llegamos pronto a la zona del Pantano, poquitos metros después de haber cruzado sobre la desembocadura del barranc de les Canyes.
Este complejo hidráulico (s. XVIII) junto con otros sistemas (por ejemplo los acueductos llamados como els arquets de Baix y de Dalt), fueron los encargados de canalizar el agua hacia Torrent y las huertas del municipio.



Nosotros seguimos a lo nuestro, pasando por debajo del Canal del Trasvase Júcar-Turia (1979), hacia el Mas del Jutge. Siempre por senda con sus toboganes o por un camino algo más ancho que cambia de paisaje con mucha rapidez. Lo mismo estabas pedaleando entre pinos que en un túnel de cañas; encajonado entre el talud y las barandillas de madera o por zona abierta.
De nuevo por nuestra izquierda llegará la desembocadura del barranc dels Gils y, como pasase kilómetros atrás al encontrarnos con otro barranco, un elemento de muestro patrimonio: els arquets de Baix.



Cruzamos el camí dels Arquets para continuar por nuestro sendero que, ahora, ya no discurre por el barranc de l'Horteta. En esta zona el barranco cambia su nombre por el de Cortichelles, del que nos tendremos que separar momentáneamente al tener que rodear una cantera a las faldas de la Perenxisa.
Aquí es donde se encuentra la parte más complicada de la ruta. Se trata de una rampa hormigonada estrecha, con una curva a la derecha que impide coger mucha velocidad para superar los 13 metros al 43% de media que tiene. Retadora.
Varios intentos hubieron de conseguir subirla; caídas, pies a tierra... pero al final uno de nosotros (Javi), empujó los pedales como nadie para doblegarla.



Comentando la jugada seguimos en fila de a uno entre cañas hacia el Clot de Bailon que no está muy lejos (algo más de 1 km) de la salida que teníamos que tomar para encaminarnos al punto donde íbamos a almorzar. Rampita de asfalto para terminar de hacer hambre y a sentarse a la mesa.



Para la vuelta, que estaba planeada hacerla por el mismo camino, decidimos improvisar un poco, remontando un poco más de barranco. Sólo un poco más porque el camino parecía volverse no ciclable, de modo que empujamos las bicis por un desmonte y salimos al cami del Tesor para descender hasta donde habíamos empezado y enlazar con el track de vuelta.
Vuelta a Valencia que se hizo más rápida de lo previsto ya que ahora el terreno nos era favorable, aunque tuvimos que aminorar en algún momento para no manchar demasiado las bicis de barro.



A modo de resumen de la jornada, también vale este vídeo:




Y no puedo terminar la crónica sin agradecer, como siempre, a nuestros patrocinadores: DoyoubikePACOM SystemsEdetania Personal Bankersdigitis y Talleres Gonzalo, por todo el apoyo que nos dan y por implicarse en estas salidas.

Hasta la próxima.


*********
Si quieres ver las fotos de la prueba, las tienes en la galería.

Aquí puedes descargar el track de la ruta.





*********
Crónica de Paco Pérez.
Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario