jueves, 30 de marzo de 2017

Marcha BTT Chiva, la de las sorpresas.


La última prueba del Circuito MTB Valencia, la Marcha BTT de Chiva, a la que Loseph llegaba con claras opciones de subirse al podio. Los que fuimos allí lo único que hacíamos al llegar a la meta era, lejos de preguntar por tu tiempo, si había llegado fulanito o menganito... era: '¿qué tal Joseph?'
Una nueva brillante actuación pero que, por poquísimos puntos, no valió para llegar al tercer escalón de la general. El cuarto puesto puede saber a poco, pero nada más lejos de la realidad. Todo un logro estar ahí y sabemos que, en el futuro, tendrás trofeo absoluto. Al tiempo.


Para el resto de los mortales del Team Doyoubike-PACOM, la fresca mañana de pedaleo empezó unos metros atrás del cajón de los elegidos pero, igual que la gente de delante, tuvimos que lidiar con esos primeros 3 kilómetros pisteros de subida (7,5% de media) que convirtieron al grupo en un rosario de cerca de 300 ciclistas serpenteando por el camino de la Serratilla hacia las faldas del alto Perra.


A Joseph ni se le veía; Sento se convirtió en un puntito verde que se alejaba con Edu siguiéndole de cerca y Xeni, Rober y yo, al tran tran para arriba. La de ganas que teníamos de llegar al kilómetro 8 tras un poco de 'llaneo', porque significaba el inicio de un largo tramo de descenso (3,3 km) por una rota y desnuda senda que, por mucha horquilla que llevases, te temblaban hasta los empastes.



Algún pequeño tapón y muchos bidones por el suelo después, llegábamos al barranco de Brihuela (con algo de agua) para volver a tocar pista, camino de la Murta, en dirección al barranco de los Corralicos con, sorpresa, agua por encima del pedalier.
Con las bicis lavadas tocaba volver a subir y es que, estos 10 kilómetros se caracterizaba por un perfil de dientes de sierra que iban haciendo aumentar, y de qué manera, el desnivel positivo.



El barranco de Ballesteros (con agua) y sus escalones artificiales con tablones de madera por los que había que bajar (una nueva sorpresa), se convertía en el ecuador de la marcha. Mejor no mirar el GPS y concentrarse en dar pedales para ir acercándose a lo que todo el mundo comentaba en la salida y que ya sólo estaba a 5 km.

Cuando badeamos el barranco de las Peñas Albas tras rodear el altico del Chorizo, con las piernas ya bastante fatigadas después de tanto sube-baja, el camino del Rincón de Cucala se tornó pared. Esos primeros 500 metros al 12% de media, interminables, pedregosos, técnicos... y los 1700 posteriores (9% de media) que se terminaban en 'single track' ¡uf! ¡Qué dolor de patas!
Por una vez lo que te pedía el cuerpo se reflejaba en el perfil: tirar hacia abajo... sin demasiado descanso, porque la senda de Carcalín tampoco es que permitiese mucha relajación que digamos.



Y con las casas de Chiva apareciendo unos metros más abajo del monte por donde íbamos bajando, ¡sorpresa! Nos tenían preparado un circuito revirado, con toboganes, repechos...y qué decir de la entrada al pueblo cruzando pasarelas y bajando escalones.


El último momento inesperado de la jornada fue ver a José Sevillano y a Pablo en línea de meta, esperando a todos y cada uno de los que fuimos a Chiva, aparte de para disfrutar de nuestro deporte favorito, a arropar y animar a Joseph. ¿Que no pudo ser? Bueno, el Circuito Serranía BTT está ahí para que se desquite.


Y no puedo terminar sin agradecer como siempre a nuestros patrocinadores DoyoubikePACOM Systems, Talleres Gonzalo, Prosolutions y Edetania Personal Bankers, por todo el apoyo que nos dan.

Hasta la próxima.

*********
Si quieres ver las fotos de la prueba, las tienes en la galería.

Aquí puedes descargar el track de la marcha.




*********
Crónica de Paco Pérez.
Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario