jueves, 4 de abril de 2019

Jamón Bike (día 2 y último)


Maratón del domingo.
Ni ganas de empezar; encima durmiendo una hora menos pero, ¡qué leches! Nos vestimos y a la Guerra. El principio es igual que el sábado, así que sabemos que viene el famoso repecho de Navarrete. Seguimos con los repechos del sábado pero ahora nos desviamos para bajar a Luco de Jiloca en el km 20, donde está el primer avituallamiento.


Vamos lentos, tranquilos y disfrutando de la carrera con más corredores, pero el salir de Luco... ¡uf! Subidones por pista rota. Estás pistas solo las pisan los 4 todoterrenos de los cazadores y algunas ni eso. Te ponen a tope. Lástima que íbamos fundidos del sábado porque son unas subidas de las que disfrutas.
Cuando vemos que queda poco para llegar al avituallamiento y punto de control-corte en la famosa caseta de los cazadores, hoy si que había corte, nos empieza a llover. No es mucho, pero molesta.



En el avituallamiento, reunión estratégica. ¿Qué hacemos? Quedan 20 km... vamos a seguir y que sea lo que tenga que ser. Y qué acierto. No va a más pero cae lo justo para dejar un terreno espectacular.
Seguimos con más repechos hasta subir a la torre forestal donde empieza una senda de bajada que es de looocos. Es recta completamente pero con un desnivel del 20% de bajada seguro.
Después de esta senda por fin descansamos; esta vez mejoran las pistas para rodar y subimos casi todo el rato por una pista súper bonita, entre pinos, para llegar al alto Santa Bárbara y empezar una bajada por pista preciosa, donde nos enlazan con una senda... ¡¡oooh, qué senda!!! 
Preciosa, picando en bajada. Limpia, rápida y aunque bacheada es súper disfrutona. Mucha alegría teníamos en el cuerpo, cuando vemos que nos llevan a otra trampa. Ya decía yo que me parecían pocos los 1300 positivos que llevábamos, así que ale, a subir.



Cerró San Esteban. Por suerte antes de llegar arriba nos desvían a una senda de bajada súuuper divertida. Algo de miedo porque tiene piedra y está resbaladiza, pero una de esas sendas que te apetece volver a hacer.
Llegamos al pueblo del Poyo del Cid y de ahí ya por el río hasta llegar a Calamocha. 5km que se hacen eternos pero que nos dejamos las pocas fuerzas que nos quedan, ansiosos de terminar este maravilloso fin de semana de sufrimiento, risas y al final, solo al final. lágrimas de alegría



Me marque este reto hace un año cuando no llegué al corte, este año tenia que terminar no solo el sábado si no el domingo también. Y lo he conseguido. ¡El año que viene más!

Gracias a todos y cada uno de nuestros patrocinadores. Gracias por darme ese punto extra para acabar este gran fin de semana: DoyoubikePACOM Systems, AAACapital, digitis y Talleres Gonzalo.

***************************************
Todas las fotos de la prueba las tienes en la galería: álbum.

***************************************
Crónica de Carlos Dotor
Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario