miércoles, 3 de abril de 2019

El infierno helado de Villar del Arzobispo


¿El Circuito Serranía BTT 2019? Sí, claro... ya ha empezado. En Villar del Arzobispo. ¡Ah! que no fuiste. Ya... menudo pájaro. Si nos vamos conociendo, pataliebre. Con eso de que ponía una nube con gotitas en la app de tu móvil, fue razón de sobra. Pues te perdiste una buena... una buena helada. Vaya jornada dura pasamos nuestros siete y el resto (la gente del Maratón también está metida en el mismo saco).
Con el You never can tell del malogrado Chuck Berry, Ángel, Joseph y yo salíamos del coche y nos marcábamos un bailecillo a lo Pulp Fiction. Primeras risas de la mañana, necesarias para olvidarse de la climatología reinante en Villar.
Recogida de dorsales y ya con Gerard, José Manuel nos refugiamos en un bar (Ramón prefirió su coche).


La salida del Maratón nos hizo salir a preparar las cosas, ejecutar un calentamiento (por llamarlo de alguna manera) e ir a hacer compañía a Nico que estaba en el centro del arco de salida aguantando estoicamente la lluvia.
Poquita gente, pero con cuidado al principio debido al terreno mojado y a lidiar con esos primeros 13 km yendo hacia arriba, primero por asfalto y habiendo cruzado el barranco (curioso que a la izquierda sea el del Hontanar y a la derecha el de los Arenales), por pista, buscando el camino de calles a Villar, ya cerca del cerro del Trunquet.


Allí estaba la Meta Volante, tras las últimas canteras del Hontanar, después de un rampón (400 metros al 10,5% de media) para enlazar con el camino de Villar (más suave). Miradita al GPS y ¡OMG! ¿Será verdad que estamos dando pedales a 3ºC?
Unimos las casas de la Loma Parda con la de la Parra, de camino a la primera variante sustancial con respecto al recorrido del año pasado.
Por los Cerritos del Pincho barranco rodamos hasta la altura del barranco del Collado de Catalina, dando el pistoletazo de salida a la primera subida importante del día (2 km al 9,3% de media): la del collado de Catalina, pasando entre la Ceja del Rodeno y las Lomas de Barcelón.


De camino a la cima, había algo que no funcionaba. Bueno, algo... todo. Dolor en los brazos y las piernas que no acababan de rendir. Por no hablar de los dedos anular y meñique, que bueno, sabía que estaban ahí, pero sin sentirlos. 1ºC y sin dejar de llover. La cosa no pintaba demasiado bien y estábamos en el primer tercio de la distancia.
Pero como todo puede empeorar, empeoró. ¿Cómo? Pues poniendo el terreno hacia abajo. No era capaz de accionar los frenos con tacto y me costaba sujetar el manillar... y eso que la bajada siguiendo el curso del barranco de los Corcheteros no era complicada en absoluto (hacerla en sentido contrario, como el año pasado, es otra historia).


Por el camino de la Yesa, tocaba subir al corral de Los Pascualillos (3,5 km al 5% de media), donde nos habían colocado el primer avituallamiento. Mal. No había manera de entrar en calor ji siquiera subiendo. Seguíamos entre los 1-2ºC y la senda de Madrid estaba ahí, cortita, con zona de fotografía incluida, pero con la sensación de hormigueo en las manos y los brazos como barras, se me hizo larga.
Al salir al camino de Calles, cambio de chip. Acabarla con dignidad jajajaja


En este tramo de 2 km al 7% de media, de camino al cortafuegos, sólo hacía que mover los dedos de los pies, amasando el barro que llevaba dentro de la bota... de las manos, mejor no hablar... y la niebla que se unía a la fiesta, como los pulgares jajajaja. En la parte baja del cortafuegos ¿crees que era posible empujar la palanca del cambio para subir desarrollo? Por cierto, que volví a no poder subirlo encima de la bici. Pie a tierra, cachis. Eso no era lo preocupante, sino la bajada.


El corazón no respondía tampoco (el dedo, me refiero), así que coloqué los índices en las manetas de freno de modo que los accionasen con poco movimiento y para abajo durante 8 km, rodeando el cerro del Tormagal y con el paréntesis de la arenosa subida por senda técnica, al final de la cual estaba el segundo avituallamiento.
Nada de parar... si hubiese habido caldo caliente, igual, pero no... seguíamos a 3ºC.
A rodar por el camino de Villar pensando en la siguiente chinita que nos aparecería en el camino de la Losa (1,5 km al 6% de media) y con los brazos que tenían movimiento propio.


¡Oh, sorpresa! Nuevo cambio en el recorrido para nuestro uso y disfrute. Muy cerca del barranco de la Cueva de la Mora, nos hacían girar a la izquierda ¿por dónde? Un cartel rezaba 'Senda David', pero ¿por dónde diablos se mete ese tal David? Pues por una línea recta sobre roca deslizante (200 m al 14% de media). Sin pie a tierra... el cortafuegos no lo había podido subir, pero esta trocha no podría conmigo.
Lo malo es que llegando arriba solo podía pensar en cómo sería la bajada hacia la senda Armajuela que, además, está casi unida con la de Hontanar.



Antes de empezar la del Hontanar, me detuve: las manos. No era capaz de gobernar la bici... es que no podía ni sujetarlo con fuerza y con tanto barro resbaladizo... Me vino a la mente un programa de estos de supervivencia que hacen en la tele, en el que el hombre en cuestión, se calentaba manos para poder utilizar las herramientas estando en la nieve, mojado y sin fuego. ¿Cómo? Meándose en las manos. Dit i fet. En los siguientes y últimos 6 km volví a sentir los dedos ¡Ole!
Así pude afrontar con más garantías el Rock Garden (debían haberlo llamado Aquapark), que nos llevaba por medio de un riachuelo y la senda del Polvorín, donde el barro se había adueñado de todo... y forraría por completo nuestras piernas
Lo bueno fue ver las casas de Villar y meterse bajo techo como alma que lleva el diablo.




Allí la gente del U.C. Villar y la Cruz Roja, había habilitado un rinconcillo con cañones de calor y daban mantas y ropa seca a los que llegábamos. Más pronto o más tarde, todos llegamos, sin percances destacables, nos secamos (yo me lavé las manos), comimos... y de vuelta con el sofá+manta entre ceja y ceja.

Con respecto a la clasificación de la marcha, así quedamos:


Patrocinadores DoyoubikePACOM Systems, AAACapital, digitis y Talleres Gonzalo, MUCHAS gracias por vuestro calor jajajaja.

Hasta la próxima.


*********
Si quieres ver las fotos de la prueba, las tienes en la galería.

Aquí puedes descargar el track de la marcha:



*********
Crónica de Paco Pérez.
Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario