jueves, 17 de mayo de 2018

12 horas Trackman


Parece mentira lo rápido que pasan los días. Te inscribes a una prueba con meses de antelación y cuando te das cuenta, la tienes ahí. Eso es lo que me pasó con las 12 horas Trackman; una prueba de resistencia que inauguraba la Copa de España de carretera de Ultrafondo 2018.
Lugar: el Andalucía Circuit (Tabernas). Hora: 8:30. Fecha: 12 de mayo.

Para aquellos fanáticos de los números y los datos, comentar que este circuito fue diseñado por Tito Rabat, inaugurado en 2016 y está pegado al Circuito de Almería. En principio tiene una cuerda de 4300 m, aunque en las 12 horas Trackman, se utilizaron algunas variantes que la acortaban a unos 3600 m, a realizar en sentido horario (así nuestros cuellos no sufrirían demasiado).
El desnivel por vuelta es de 30 m, pero no es que sea un circuito plano. Al revés, sólo hay subidas y bajadas... mejor una imagen que mil palabras.



Sólo tres subidas destacables (tras la primera curva, la quinta y el falso llano en la recta principal), porque el resto se dejaban hacer bastante bien con la inercia de la bajada que la precedía.
Lo que sí que se hizo de notar fue el viento. Desde primera hora ya estaba allí. De poniente; constante... Casualidad o no, soplaba de cara en las partes más complicadas y encima los lugareños metiendo un poco de miedo, porque decían que por la tarde aumentaría y mucho su intensidad.


Por suerte la niebla levantó pronto y dejó a la vista parte del trazado y unas preciosas vistas de los alrededores. Teníamos tiempo por delante para disfrutarlas, así que a colocarlo todo en el box, prepararse y todo el mundo a llevar la bici para la salida estilo Le Mans, tanto quienes disputaban la prueba de 6 horas como los de 12 horas.
Podéis imaginar esa salida. Mientras unos intentaban colocar las calas en el sitio, otros ya estaban por la primera curva, unos cuantos esquivaban a la vez que esprintaban para no perder el grupo de cabeza...


Y seguro que también os hacéis una idea de cómo iba la gente en esas vueltas iniciales o mejor dicho horas. Enseguida se formó algo parecido a un cometa. Me explico: un pelotón de dorsales negros y naranjas que haría de núcleo, seguido de una cada vez más larga cola de 'particulas' que se iban desprendiendo conforme se movía el núcleo.
Yo aguanté las 4 primeras horas (en un grupo secundario) antes de meterme al box a descansar y a la salida, fue cuando realmente me di cuenta de dónde me había metido. Me tuve que poner a un ritmo que mis cuádriceps no me echaran en cara, porque quedaba tres veces lo hecho hasta ahora.


Entre tanto, se acabó la prueba de 6 horas y el circuito se quedó vacío. Salvo el grupo de cabeza, el resto rodaba solo o en parejas... y encima ahora que el viento arreciaba (eran sobre las 3 de la tarde). Incapaz de poder seguir el ritmo de nadie, insistí con el mío hasta el momento de hacer una nueva entrada (obligada) al box por dolor en los dedos de los pies.


En la reincorporación, después de tantas vueltas que has dado al circuito y a tu cabeza, te vas fijando en cómo van los demás... y te percatas de que, parece, que todo se ha ralentizado, que se va más despacio, que en las bajadas no eres el único que te dejas caer y no das pedales, te levantas y estiras las piernas, la gente va en paralelo hablando...


Esta fue una parte llevadera, donde la sensación era de rodar por inercia, como que las piernas se movían solas por su cuenta. Y así, a falta de 90 minutos para acabar, hice la última entrada al box.
Es curioso, pero al volver a pista me encontré mejor que en las 6 horas anteriores... podía pedalear más rápido e incluso alcanzaba gente, cosa que muy rara vez había pasado antes. Sería el efecto de saber que ya estábamos acabando, aunque hasta que no vi el 12:00:00 en el contador de meta y agitaron la bandera a cuadros al pasar bajo el arco, no me convencí de que realmente se había acabado.


Toda una experiencia 100% recomendable, tanto si quieres vivirla sin más meta que acabarla, como exprimirte al máximo para saber hasta dónde puedes llegar. eso sí... no lo dejes para los últimos dos meses.

Y no puedo terminar la crónica sin agradecer, como siempre, a nuestros patrocinadores: DoyoubikePACOM SystemsEdetania Personal Bankersdigitis y Talleres Gonzalo, por todo el apoyo que nos dan.

Hasta la próxima.


*********
Si quieres ver las fotos de la prueba, las tienes en la galería.
*********

Crónica de Paco Pérez.
Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario