viernes, 28 de abril de 2017

I Marcha Ale Cycling Gandía


Dentro de la preparación para los dos retos principales del año (Monegros y Los 10.000 del Soplao) en abril tocaban un par de marchas de bici de carretera como entrenos de calidad. El domingo 23 se celebraba la primera edición de la Ale Cycling Gandía, con un recorrido de 131 km y 1.900 de desnivel acumulado.

Llegamos a Gandía a las 7:15 de la mañana, con el tiempo justo de recoger los dorsales y cambiarnos. La temperatura ronda los 10ºC y decido salir sólo con manguitos, viendo el perfil, pronto empezaré a sudar...

Salida puntual, a las 8, tras guardar un minuto de silencio por el trágico fallecimiento de Scarponi. Los 800 inscritos salimos por las calles de Gandía en dirección a Villalonga. Desde los primeros kilómetros se forman grupos a distintas velocidades y encuentro acomodo en uno que rueda a unos 35km/h. Poco dura la comodidad, en el km 15,5 empieza la primera subida de la jornada, el puerto de La Llacuna, todo un Segunda para empezar. El puerto no es muy largo, pero se hace duro. Los primeros 3 km no bajan del 10%, pero el remate, tras un pequeño 'descansillo' es un rampón al 16% que nos retuerce encima de la bici.



Bajada peligrosa por una comarcal muy rota en dirección a Lorcha. Pendiente fuerte, baches, gravilla....todos muy tensos y muchos bidones caídos por la carretera. Afortunadamente, sin mayores incidentes, pero con las manos doloridas, cruzamos Lorcha en dirección a Beniarrés, donde nos espera el segundo puerto del día. Tras coronar el puerto de Beniarrés la bajada es buena y rápida hasta Castelló de Rugat donde paro un minuto en el segundo avituallamiento.

Mientras nos dirigimos a Pobla del Duc y Benigánim, subimos un par de 'tachuelas' que van mermando ya las fuerzas. Después de Llocnou, vuelvo a parar en el avituallamiento para cargar agua y comer un poco antes de la última dificultad de la jornada...el alto de Barx. A priori no debe ser complicado, pero esconde una rampa del 16% que te deja las piernas doloridas.



La bajada es muy rápida y por buena carretera. En ella nos agrupamos 3 bikers y llegamos juntos a Simat de Valldigna. Aquí hace acto de presencia el más temido enemigo...viento de cara. Al estar en un valle encarado al mar y soplar de levante, el aire se acelera y se hace muy molesto. Mientras avanzamos vamos recogiendo ciclistas que ruedan solos y acabamos siendo una grupito de 6 ó 7 unidades, aunque sólo 3 entramos a relevos.

Finalmente, tras girar hacia el sur en Xeraco, llegamos al paseo marítimo de Gandía tras 5h 40' de carrera. Contento más por las sensaciones que por los tiempos, habiendo disfrutado de la jornada sin pasar malos momentos. Otro buen entreno para la próxima marcha... Monegros.

Gracias a nuestros patrocinadores DOYOUBIKEPACOM SYSTEMSEDETANIA PERSONAL BANKERSPROSOLUTIONS y TALLERES GONZALO por su constante apoyo.

****************
Crónica de César López
Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario