jueves, 8 de noviembre de 2018

La Sierra de Espadán de cabo a rabo


Cuando se planteó esta ruta en el brainstorming de la reunión para definir el calendario de salidas, nos pareció una barbaridad por el tema del acumulado, pero ahora puedo decir que mereció la pena todos y cada uno de los metros que ascendimos en esta jornada para enmarcar. Gracias César por el aporte, de verdad.
A Vall d'Uixó nos fuimos Luis, Miguel Ángel García, Edu, Gerard, Martín y yo, con bastante fresco cuando salías del coche para montar la bici (después de decidir dónde diablos aparcarlos).



La jornada se presentaba maratoniana y (casi) estábamos preparados. Lo importante era no cebarse al principio e ir degustando los puertos que tendríamos que superar; nueve picos destacaban en el perfil de la ruta y puestos a empezar, ¿porqué no empezar ya subiendo el primero nada más empezar, así, a pelo? Pues eso, dirección Alfondeguilla a cumplir con el Marianet (4,5 km al 5% de media) que nos daba una subida constante y por buen asfalto para ir entrando en materia.



La ropa que nos medio-sobraba en la subida, nos faltaba en la bajada... y es que estar entre los 9-13ºC, en función de si te daba o no el Sol, se notaban. De camino a Chóvar ya estábamos pedaleando dentro del Parque Natural de la Sierra de Espadán, por la CV-219, remontando el barranco de Ajuez hasta llegar al pueblo, donde hicimos un reagrupamiento.



Más que nada porque venía el siguiente puerto, el collado de Eslida (6 km al 4,5% de media), que iríamos subiendo cada cual a nuestro ritmo, empezando a disfrutar de las bonitas vistas de esta parte más oriental de la sierra.



La bajada ya fue otra cosa, con un poquito más de nervio, pero respetando en las curvas, porque el cambio de color del asfalto, indicaba que había humedad y tocar el freno más de la cuenta... pues eso. Con buena letra hasta las calles de Eslida. Lo peor fue pasar por delante del bar Paquita y ver semejante multitud de bicicletas 'desatendidas' y tantas grupetas dando buena cuenta de bocadillos. Mejor mirar para otro lado y seguir ganando acumulado hacia Aín.



Próxima estación el monte de la Torreta, muy cerca de Alcudia de Veo. Fácil... aunque algunos cuerpos empezaban a hacerle más caso a los estómagos que a la sensación de frío. Todavía quedaba algo para sentarnos a la mesa, pero eso se olvidaba cuando llegábamos zonas en las que era imposible no bajarse de la bici para sacar una foto, como en el embalse de Benitandús.



Se terminó la larga bajada en Tales, justo donde nuestra carretera torcía a la izquierda hacia Sueras, pegadita al río Anna. ¿Almorzar? Edu nos aconsejó (muy bien, por cierto) posponerlo al menos una hora más, porque nos quedaban algunas subidas interesantes antes de llegar a mitad de ruta (Villamalur).



Aplicamos el 'Divide y vencerás' y las fuimos atacando por partes, sin volvernos locos. Primero llegar a las faldas del collado de Aióder (4 km al 5,5% de media) que vendría seguida de un corto descenso. Corto para nosotros, porque tuvimos que desviarnos hacia la izquierda en dirección Villamalur, adentrándonos de nuevo en el Parque Natural... que estábamos rodando prácticamente en sus límites.



Siguiente punto donde enfocar tus pedaladas, la loma del Corral de Justo (1,8 km al 7% de media). Un cambio de carretera notable. mucho más estrecha, con el firme más irregular, más umbría... pero cada vez con más encanto.
Especial ilusión nos hizo ver cómo algunas casas asomaban entre los árboles, todavía estaban bastante arriba, pero el saber que la parada para reponer energías estaba realmente cerca, nos catapultó hacia arriba y superamos el último escollo (2 km al 6,5% de media). Unos lo celebramos con el agua de la fuente del Concejo y otros...



Habíamos completado la mitad de la ruta y es obvio que nos merecíamos un premio. El dueño del bar nos abrió la cancela para dejas las bicicletas a buen recaudo y no tener que preocuparnos más que en elegir qué plato combinado nos apetecía más que nos preparasen... dos veces tuvo que tomarnos nota por la cantidad de cambios que íbamos haciendo cuando escuchábamos lo que había pedido el compañero jajajaja.



Y así 'malgastamos' como una hora, hablando desde qué GPS era mejor hasta qué compañía telefónica ofrecía mejores condiciones. El caso era estirar la sobremesa lo suficiente como para que la comida bajase lo suficiente y tener las piernas contentas con el descanso, para poder exigirles un esfuerzo igual al que habían hecho hasta ahora.



La vuelta al trabajo siguió por la pista de Matet. Pista... no penséis que era de tierra, pero poco le faltaba ya al asfalto. Un buen rampón para rodear los Vallejos y volvimos a notar la comida en la garganta. Ya estábamos igual (o un poco peor) que hacía una hora.

Rodeado el Cabezo, teníamos por delante la subida a la cota más alta, además de ser la más bonita del día que terminaba cerca del Alto de las Orenzas (2,8 km al 7,6% de media).


Bajadita con algo de tiento por la gravilla acumulada en algunas curvas, por no decir en todas, que acabó en Matet, pueblo que está en el límite del Parque Natural; de modo que habíamos conseguido atravesarlo, a lo ancho. Mirando la parte positiva, sólo nos quedaban 4 puntas en el perfil. La parte 'negativa' nos la encontramos en la CV-213: obras en la carretera que no nos impidieron el paso, aunque sí que tuvimos que bajar con precaución, pero... que nos quiten la sesión de ciclocross.


En el descenso hacia Algimia de Almonacid, se vino con nosotros el termómetro (14ºC) pero como a continuación nos tocaba rodar por carretera abierta, con el Sol a la espalda...  la escalada al Collado de la Alcudia (3 km al 6% de media... con 200 m casi al 12%), se hizo más soportable. se hizo... cada cual se la tuvo que hacer más soportable, mejor dicho.
Reunión donde cambiaba la pendiente, un poco de descanso y dejarse caer hasta Alcudia de Veo.


Qué rápido pasan así los kilómetros.
En Alcudia de Veo fue donde empezamos con este bucle que nos metió en plena Sierra de Espadán y llegados aquí, lo único que nos quedaba era desandar el camino para llegar a Vall d'Uixó. Por distancia, era un poquito más de 30 km pero, claro, con tres dificultades intercaladas no iban a ser tan cómodos de recorrer.


La primera nos la merendamos casi sin darnos cuenta, ya que fuimos hablando entre nosotros sobre la verdaderamente importante, de modo que rodeamos Aín, volvimos a hacer el túnel en curva tipo sacacorchos, apareciendo otra vez en las calles de Eslida. Ahí empezaba el puerto duro que nos quedaba: de nuevo el collado de Eslida pero esta vez por la cara Norte, de modo que nos detuvimos en la fuente a rellenar bidones, comer algo y a dar pedales para meterlo a 'la cassola' (5 km al 6,5% de media).


A estas alturas de la película las piernas ya estaban para no muchas alegrías (por no decir ninguna). Por consiguiente, meter desarrollo y para arriba. Pedaleando entre alcornoques, notando la humedad en la primera parte del puerto... pero sin pausa.
La segunda mitad, más abierta, permitía volver a disfrutar de la panorámica de la Umbría del barranco de Xova.
Minutos más tarde ya estábamos todos arriba del todo y lo celebramos con unas fotos, porque ahora sí que se veía el final.



Paso rápido por Chóvar (no nos hizo falta para nada volver a parar en la fuente) y giro a la izquierda para encararnos por segunda vez al Marianet. Última dificultad para nuestras castigadas piernas que, para decir la verdad, algo se quejaron por ponerles de nuevo una rampa que, aunque no dura (2 km al 4% de media) si se prolongaba más de lo que les hubiese gustado.


Y ahora sí que sí, no habría que dar casi pedales para cubrir la distancia a Vall d'Uixó. Bajadita buena, erguidos en las bicis, regocijándonos en las curvas... hasta llegar a los coches.
Todos estos minutos de calma se transformaron en prisas de manera instantánea por la cantidad de mosquitos que había donde estaban aparcados los vehículos... cargar rápido las bicis y despedida apresurada antes de llevarnos más picaduras de las necesarias.

Preciosa ruta, de las de repetir. Una muy buena jornada con los compañeros, por las carreteras de esta sierra. Nos quedó un muy buen sabor de boca y un buen dolor de piernas jajajaja

Gracias a DoyoubikePACOM SystemsEdetania Personal Bankers, Talleres Gonzalo y digitis, porque también tienen la 'culpa' de que pasemos estos buenos raticos.

*********
Si quieres ver las fotos de la salida, las tienes en la galería.
Y este es el vídeo que se ha currado Gerard:


Aquí puedes descargar el track de la salida.



*********
Crónica de Paco Pérez.
Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario