jueves, 11 de octubre de 2018

Pepe trae la escoba, que te doy con ella (Marcha BTT Gestalgar)


PREFACIO
No espero que nadie entienda completamente el título de la crónica, a no ser que sea mayor de 40 años o sus padres le hayan dado una formación especial en entretenimiento de los 80.
Si quieres rememorar aquellos años o sientes curiosidad, pulsa en el enlace: vídeo.
Dicho esto, vamos a lo nuestro.
********



Cuando vas a correr una marcha por primera vez, aunque hayas visto el perfil y todas esas cosas, aparece la conocida sensación del a-ver-que-me-voy-a-encontrar. Más todavía cuando tus compañeros te han contado que si esto, ojo allá, ya verás tú cuando... Pues así aparqué yo en el polvoriento campo de fútbol de Gestalgar.
Recogida de dorsales especial, porque esta marcha del Circuito Serranía BTT es la nuestra y casi que te alegras más cuando nuestras unidades van apareciendo; en esta ocasión Salobre, Ramón, Carlos Dotor, Luis, Rado, Arturo, Enric, José Manuel, Ángel, Álex, Miguel ángel Salido, Nico, Ibán, Joseph y yo.



Mientras unos calentaban, otros ajustaban las bridas en el manillar, había quien estaba a las fotos, los rápidos se posicionaban ya tras la línea de salida... cada cual con su ritual pre-carrera. Pero nada de estarse quieto, que ya se va notando que refresca un poco a primera hora de la mañana.
Sin megafonía, nos pusimos alerta con el ruido de encajar las calas de la gente que estaba por delante. Debíamos estar a punto de empezar. Choque de manos, desearnos suerte y ¡a disfrutar!



Quienes no hubieran calentado lo suficiente tendrían un generoso tramo por el camino de Bugarra a Gestalgar para ir buscando sensaciones, además por asfalto, que siempre es bienvenido en los concurridos inicios, porque los que salimos hacia atrás sufrimos más esa nube de polvo que sigue a la cabeza de carrera.
Obviamente llegamos a camino de tierra para dar cuenta de las tres primeras rampas:
- altico de la Dehesa (570 m al 8,5% de media)
- la rocha del Canjarán (1,5 km al 8,5% de media)
- el alto de Algarra (1,2 km al 4% de media)

que por suerte tenían zona de recuperación entre ellas y unos generosos 3000 metros de descenso desde el corral de Martín hasta el camino asfaltado del que nos separamos casi 8 km antes.



En este punto cruzamos el barranco de la Escoba y, de paso, nos metimos en el término municipal de Bugarra, torciendo a la derecha por otra pista cercana a La Loma (camino de Roger), remontando el barranco Seco hasta el corral de Mochín. No había más que dar pedales siguiendo tu ritmo. Nada de preocuparse por baches o piedras o grietas... nada. Debían haber pasado una máquina alisadora no hace mucho, porque había zonas que eran una carretera asfaltada de color marrón claro.




Nuestro recorrido se unió al camino de la Manga de Cheste, parte del Camino Natural Turia-Cabriel, donde en los márgenes estaban colocados paneles explicativos de la zona y tal (como para pararse a leerlos ahora) y sin árboles a la vista. La verdad es que se agradecía por que te diera el Sol, pero no tanto a causa del viento que soplaba de frente, por supuesto, en esta última parte de la larga subida que acabaría, tras casi 8 km al 4,2% de media, entrando en tierras de Cheste a la altura del aljibe de los Cazadores.



Bajada hormigonada y posterior sendita que nos dejaba en el camino del Sapo, prácticamente en la cabecera del barranco de la Escoba. Si no recuerdo mal, había un avituallamiento colocado allí, antes de un repechón que, coronado, nos encaraba al tramo de senda más largo que yo recuerde haber hecho. En esos 7 km ruedas entre pinos, luego entre arbustos, hay toboganes, cruzas lechos de cantos rodados, escalones, eses entre moles rocosas, alguna pequeña subida... pero como dicen en el cine: apto para todos los públicos.




Lo que antes habíamos bajado, ahora tendríamos que subirlo. No el barranco de la Escoba, sino la pista hacia el corral de Martín (2,3 km al 6% de media). Cuando llegamos al alto de la Algarra, en lugar de continuar hacia Gestalgar, tomamos un camino hacia la izquierda, entre campos de cultivo que seguía subiendo, no de una manera tan acusada y que moría en un tramo asfaltado que conectaba con, quizás, la subida más dura del día.



Nin más ni menos que una trocha por la Cañada de López (1 km al 8,7% de media) donde había que echar mano de técnica para ir metiendo la rueda por donde se debía y mantener la cadencia para no perder agarre entre la piedra suelta... y para arriba.
En el Garroferal se invirtió la pendiente y luego disfrutamos del avituallamiento y de un asfalto liso a modo de tramo de enlace con la pista que sube por la Umbría de la Fuente de Roque (2 km al 5% de media) hasta el camino del Campillo, donde dejamos caer la bici y, seguro, se alcanzó la máxima velocidad.




Torcimos a la izquierda en el corral de Cañamero y el descenso no paró siguiendo el barranco de la Higuerilla; bueno, hubo un rampote antes de volver al asfalto, pero casi se superaba con la inercia que llevabas.
De todos modos tuvimos que frenar los caballos para entrar en un par de horquillas enlazadas, antesala de la última zona de senda, muy muy divertida, teniendo de fondo ya las casas del pueblo.


Acabó el traqueteo de la senda en el camino de la Peña de María, yendo ahora a contracorriente por la ribera derecha del Turia para buscar el paso al otro lado, que era donde estaba ubicada la meta. Al final, una especie de azud nos sirvió para tal fin y rodamos sobre el verdoso suelo para acabar la marcha al otro lado del arco hinchable.


Unos comiendo y otros bebiendo, estuvimos esperando a que los 15 terminásemos de marcar tiempo. Sin bajas. Sin percances. Todo el mundo contento a comentar sus sensaciones con el resto del grupo, a hacer vídeos, tomar unas fotos... de relax, vamos, haciendo tiempo para ir a comer una merecida paella a leña que nos ayudara a hacer desaparecer la fatiga de las piernas.


Brillante jornada, en resumen, tanto por el recorrido de la prueba, la compañía, el ambiente, la comida posterior... Por días como estos merece la pena pegarse los madrugones un domingo ¡ah! y también pedalear, claro jajaja.


Como algo secundario, así quedó nuestra clasificación en la marcha:



¿Saludamos de nuevo a nuestros patrocinadores? Faltaría más. Ese apoyo incondicional de DoyoubikePACOM SystemsEdetania Personal Bankers, Talleres Gonzalo y digitis, se lo merece.

*********
Si quieres ver las fotos de la marcha, las tienes en la galería.

Aquí puedes descargar el track de la marcha.




*********
Crónica de Paco Pérez.
Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario