miércoles, 5 de septiembre de 2018

Titánica de Riodeva


Bueno empieza el día y nosotros estamos madrugando, muy temprano, para salir rumbo a Riodeva (comunidad de Aragón), a participar en la Titánica de Riodeva, mi compañero del Club Ciclista DOYOUBIKE-PACOM, Ramón Anquela, y yo (Joseph).
Llegamos a Ríodeva, fuimos por los dorsales y nos preparamos para iniciar nuestra marcha. Hemos escogido hacer la Basic con 36 km y un desnivel positivo de 1100, pero yo he pensado que luego de hacerla, puedo entrar a meta e ir a hacer la Extreme, que cuenta con 61,5 km y un desnivel positivo de 1800.
Dan la salida y empieza la Titánica de Riodeva



Iniciando nos encontramos con la primer subida y allí hay que moderar el ritmo, pues  estamos empezando la marcha y aún queda camino. Luego de subir el primer tramo, nos adentramos en las montañas para encontrarnos con un bonito paisaje entre pasos de agua, bosques de pinos y unas bellas vistas que nos ofrece este lugar. A continuación la subida más dura, quizás, de la marcha, dónde encontramos un terreno con roca bastante suelta.
Yo creía que por llevar mis ruedas nuevas con buen taco iba poderla subir y no iba a tener problemas de que se me patinara, pero esta subida tiene tanta piedra suelta que la rueda término patinando y me obligó a bajar de la bicicleta y tener que caminar.



Terminada esta gran subida recuperaría en el descenso toda la energía perdida, que fue mucha. Pero llevaba un objetivo claro en mi mente y era llegar al podium de los tres primeros en la marcha Basic, así que iba con todo lo que podía y conservando un buen ritmo de carrera para poder apuntarme entre los 3 primeros.
Al kilómetro 25 observo cómo llega un corredor con un dorsal de la marcha Basic, me pasa, y yo voy detrás de él siguiéndole rueda. Nos damos de cuenta que somos los primeros y él lleva un buen ritmo de carrera, pero luego, después de unos kilómetros, pega un apretón el cual no pude seguir.
Ya venía cansado y decidí dejarle ir y seguir conservando el ritmo de carrera que llevaba. Me preocupaba que me alcanzará el tercero, porque me vería en riesgo de no poder llegar al podium. La marcha transcurrió por entre sendas, trialeras y caminos por entre la montaña que le daban a esta marcha el toque divertido y de emoción. Los avituallamientos estuvieron bien marcados algunos estaban al final de algunas subidas fuertes y esto nos ayudaba a hidratarnos.
Al faltar 6 kilómetros para terminar la ruta básica, me sentí un poco mejor y apreté un poco más, queriendo recortar la diferencia o a ser posible, alcanzar el primero y así mantuve mi ritmo un poco más alto de lo que ya venía, hasta que llegue al final.
Cuando pase por meta ¡me dicen que soy el segundo de la marcha Basic! Me ha dado alegría, he parado para que tomaran el dorsal y le he dicho al tío: "voy a hacer la marcha larga" y él tío se rió. Pensaría este tío está loco trae una cara de muerto y aún así quiere continuar para hacer la marcha larga. Quizás sí, un poco, pero traía marcado en mi objetivo hacer la larga aunque estaba inscrito en la Basic y me dijo: "bueno vale pero esta no te puntuará"; yo: "vale, perfecto. Voy a hacerla. Adiós".



Volví a retomar el camino antes de llegar a Las canteras, pasando por algunos charcos de agua y después, ya venía la parte de las canteras para luego continuar con la otra gran subida que era parte de la marcha larga, una subida bastante fuerte. Inicie la subida y me había marcado ir a un ritmo lento, pero vi a un conocido de otras marchas y decidí tomar su rueda. Al llegar a la cima opté por moderar mi ritmo, porque venía con calor y ya sentía el cansancio de haber apretado en la marcha Basic. Bueno. Descenso que caía muy bien para dar un descanso a las piernas seguido de unos tramos con bastante técnica. Descenso de tierra suelta algo de rocas y toda una ruta muy bien marcada y que le daba algo de riesgo a la marcha, que esto estaba muy bien porque genera más adrenalina en el cuerpo jejejejejeje.

Faltando 5 kilómetros para terminar me dio un hambre fuerte y venía ya muerto de cansancio, no veía el momento en el que llegar a la meta. Cuando ya vi el pueblo pedaleé con las pocas fuerzas que tenía hasta llegar a meta y cuando la crucé, sentí que había logrado mi propósito y luego, directo al punto de hidratación y tomé lo primero que encontré... jamón, me lo comí a tal punto que ni lo sentí. Luego tenía las ganas de comer algo de dulce y una chica me ha sacó unos huesitos de chocolate que me han devuelto la vida. Me hidraté, recuperé energías, limpié la bici del barro, tomar un momento de descanso, un bañito en la piscina, esperar la comida y bueno disfrutar de todo lo bueno que ofreció la marcha de Riodeva: la batucada, comida, piscina y un buen ambiente y amabilidad de la gente de la marcha y del pueblo.



Es una marcha que cada año va siendo mejor (según los que la han hecho desde el inicio, dicen esto) aunque este es mi segundo año en esta marcha; mi compañero Ramón Anquela la terminó bien, haciendo un tiempo de 3 horas con 20 minutos y yo he hecho un tiempo de 1 hora con 49 minutos a 1 minuto y 40 segundos del primero, pero quedando muy contento con mi segundo puesto y con la gran compañía de mi compañero Ramón Anquela,
La Extreme en un tiempo de 3 horas y 25 minutos. Bueno espero poder ir el próximo año y seguir disfrutando de estas lindas montañas de Riodeva.

Y gracias a nuestros patrocinadores: DoyoubikePACOM SystemsEdetania Personal Bankersdigitis y Talleres Gonzalo, por todo el apoyo que nos dan.

********************
Todas las fotos de la prueba, las tienes en la galería.

********************
Crónica de: Joseph Van Leeuwen R

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario