martes, 17 de octubre de 2017

V Marcha Cicloturista del Mediterráneo


Madrugón, desayuno, cargar la bicicleta, conducir, recoger dorsal, guardar el obsequio, calentar e ir al arco de salida. La misma rutina de todas las marchas, pero esta vez con una pequeña diferencia: sólo ruedas de 700 a mi alrededor.
Primera marcha sobre una bici de carretera y la elegida fue la V Marcha Cicloturista del Mediterráneo, donde nos juntamos 361 participantes. Antonio Cámara y yo por parte del Team Doyoubike-PACOM... uniéndonos con la gente del Gipsy Team.


Antonio con parte del Gipsy Team

El caso es que a las 8:30, puntuales, nos dieron la salida en El Perelló y empezamos a dar pedales tras el coche que nos iría marcando el ritmo por la CV-500 hacia Sueca. Nada de ir a un ritmo constante, porque íbamos a tirones; supongo que los lógicos por el paso por rotondas, Albalat de la Ribera, puentes... pero con un poco de cuidado y señalizando adecuadamente, cubrimos el primer cuarto de la distancia total a una media de 34km/h, coincidiendo con la llegada a Alzira, sin incidencia alguna.


Fotografía: Dos Rodetes (Pedro Cerda)

En este punto rodeamos por el Oeste la capital de la Ribera Alta al tiempo que dejamos de acompañar el cauce del Júcar para circular, ahora, al lado de la Serra de les Agulles. Un tramo en el que, de una manera continua, la carretera iría hacia arriba hasta La Barraca d'Aigües Vives.
Ni que decir tiene que la bajada que vino a continuación y que nos enfilaba hacia Simat de la Valldigna, la saboreamos. Porque quien más quien menos, ya sabía (o había oído) que nada más llegar al pueblo, tras un giro cerrado a derechas, aparecía el primero de los dos puertos que habría que subir (y el punto donde empezaba a contar el tiempo de la cronoescalada).


Montaña de la Palomara

Esta primera dificultad, el puerto de Simat, tiene 4,7 km de longitud con un 4,85% de media, con un descansillo antes de llegar a los 268 m de cota. Hay un punto en el que se llega al 10% (testimonial), pero quizás lo más destacable sean esos 3 primeros kilómetros constantes al 6%. Por fin el grupo se estiraba y ya era posible encontrar tu ritmo.
Descenso y 2 km de 'transición' antes de La Puigmola (5 km con 3,9% de media), que a priori parece cómodo, pero que te presenta al inicio 250 m al 11% de media de los que te cuesta recuperarte aunque la carretera se queda menos tendida luego.



Y así, comiéndole metros al asfalto, entre bufidos y '¿queda mucho de puerto?', llegamos a Barx, que era donde la organización paraba el tiempo de la cronoescalada y tenía lista la intendencia para que recuperásemos fuerzas... y para rejuntar al grupo antes de relanzar la prueba.



Unas cuantas anécdotas más tarde, el coche de cabeza empezaba el descenso por la CV-675 hacia Simat de la Valldigna. Si antes había que ir con cuidado por ir en grupo, de bajada ni te cuento. Una primera parte que tenía su aquel con tanta gente trazando las 8 horquillas casi consecutivas y en la que descubrí un nuevo olor que se repetía en cada giro: el de la goma recalentada de las zapatas.

La salida de Simat (km 70) fue el momento en el que sonaron cornetas y se dejó vía libre. Quizás un poquito de contención para atravesar Tavernes de la Valldigna, pero testimonial, vamos. Se empezaron a formar grupetas de manera casi obligatoria, porque el viento empezó a soplar e ir solo no era una opción. Mejor buscar resguardo y a no perder la rueda trasera de quien llevaras delante.


Río Júcar (Cullera)

Dejamos Cullera y su montaña a nuestra derecha para ir al encuentro de la CV-502 ya dentro del Parque Natural de l'Albufera y, cada cual con las fuerzas que tuviera, afrontar esos últimos 10 kilómetros de llaneo (personalmente, me parecieron el doble) con el premio de pasar por el arco de meta situado en El Perelló.



Diferente. Así es como puedo calificar esta primera (que no última) experiencia con las marchas en carretera. El final de la prueba sigue la misma rutina de siempre: anécdotas, fotos, viajes a la carpa de comida, cargar la bici... Y así es como se cierra el círculo.

Con respecto a las clasificaciones, así quedamos:


Y no puedo terminar la crónica sin agradecer, como siempre, a nuestros patrocinadores DoyoubikePACOM Systems, Talleres Gonzalo, Prosolutions y Edetania Personal Bankers, por todo el apoyo que nos dan.

Hasta la próxima.

*********
Si quieres ver las fotos de la prueba, las tienes en la galería.

Aquí puedes descargar el track de la marcha.





*********
Crónica de Paco Pérez.
Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario