miércoles, 5 de agosto de 2015

24HORAS, 24EXPERIENCIAS, 24SENTIMIENTOS, 24MOMENTOS

Me desbordan los recuerdos, las sensaciones vividas, las imágenes guardadas en la retina de los compañeros del Doyoubike Team dejándose la piel en la pista. No va a ser fácil resumir todo ello en unas pocas líneas y por ello voy a empezar por lo más fácil y es explicaros en que ha consistido este gran reto que hemos afrontado y superado con amor, entrega, decisión, humildad y sobre todo mucho compañerismo.

Steel Man....brutal

¿En qué ha consistido esta prueba? Pues muy sencillo, en dar y dar y seguir dando vueltas al circuito de Cheste (Valencia) durante veinticuatro horas. El que conseguía dar más vueltas era el que se llevaba el gato al agua. Había diferentes formas de afrontar este reto: En individual o por equipos y en nuestro caso fue un equipo de ocho aguerridos gladiadores: Roberto, Arturo, Alberto, Rado, Dani, Javi, David e Ibán, (PLANTILLA) que fueron capaces de dar 211 vueltas, que son 846 km a una media de 35 km/h y superar 7500m de desnivel positivo, ¿desnivel?, sí, como podéis imaginar el circuito no es completamente llano aunque dé esa impresión por la televisión.

Arturo machacando al grupo
A las 15:00h daba comienzo la prueba y nuestro primer gladiador en saltar a la arena fue Arturo “el incombustible”, una auténtica máquina de devorar kilómetros a un ritmo trepidante, siempre pensando en los demás y dispuesto a sacrificarse por un compañero sin pedir nada a cambio. Objetivo: darlo todo sin reservas. Al ser un equipo de ocho íbamos hacer muchos relevos y el que estuviese en la pista se tenía que dejar el alma en aquel coliseo. ¡¡ El ritmo de salida fue fulgurante¡¡ hasta Arturo no fue capaz de aguantar las envestidas, abanicos y ataques que se generaron en la cabeza de carrera, compuesta por auténticos profesionales del ciclismo, ultra fondistas y leyendas vivas sobre las dos ruedas.


El acorazado Rado
Teníamos una estrategia planificada y era dar tres vueltas y dar relevo al siguiente compañero. En un principio nos llevó a estar casi al final de la clasificación, ya que en el paso por el paddock la  velocidad estaba limitada a 20km/h y para hacer el cambio del transponder se tenía que hacer en parado, pero poco a poco fue dando sus frutos hasta alcanzar la vigésimo séptima posición (no está nada mal para unos chicos amantes del mtb).


El Destructor David

 Dani Miñana fue el encargado de recoger el relevo de Arturo. Qué decir de “steelman”, una bellísima persona con un espíritu de sacrificio y superación encomiables, una auténtica bestia sobre el asfalto donde no se deja amedrentar por nadie y eso que le falta una pierna, todo un ejemplo a seguir. Le tocaba el turno a Robert, “el capo”, el alma mater de este equipo, con experiencia en este tipo de pruebas y un auténtico director de orquesta. Su rendimiento sobre la bicicleta es más que meritorio, ¡¡ya quisieran algunos poseer esos cuadriceps de acero¡¡. Este es el momento de Javi “la locomotora”, un tío que detrás de una fachada de bonachón y simpático esconde una maquinaria diesel infalible y a su ritmo es capaz de desesperar al más pintado. 
Alberto, el halcón, al límite

Estos cuatro componentes del equipo tenían que completar dos tandas de vueltas al circuito antes de que diesen paso al segundo cuarteto compuesto por Ibán “el intendente”, encargado de la alimentación del equipo, ¡¡ menudos batidos de proteínas y carbohidratos que ha preparado para que los cuerpos pudiesen aguantar el desgaste de semejante prueba¡¡ .Un tío serio que transmite mucha seguridad y un cachondo mental, un auténtico cabrón sobre la bicicleta que no da perdida ninguna batalla por mal que se pongan las cosas y que consiguió dar la vuelta rápida del equipo en cinco minutos y cuarenta segundos.


Rober, el Capo, saliendo de boxes
 El relevo de Ibán fue para David “el destructor”. Detrás de ese cuerpo musculoso y esa cara de bruto se esconde un gran corazón y una gran persona, con muy poca experiencia en la bicicleta de carretera  que ha sido capaz de estar a la altura; es más, me atrevería a decir que a más de uno lo ha dejado con la boca abierta, ¡¡ todo un campeón ¡¡. Nuestra futura promesa sobre las dos ruedas era el siguiente en entrar a la pista Alberto “el halcón”. Con sus dieciocho añitos nos sorprende cada día: alto, muy delgado y con cara de despistado es capaz de explotar y ponerse de cero a cien en tres coma dos, aunque tiene la mecha corta. Le queda mucho por aprender pero si sigue así va a dar mucho que hablar.
Ibán, el Intendente

Y el último por entrar a la pista fue Rado “el acorazado”. Lleva muy poquito tiempo compitiendo sobre la bicicleta y al igual que David se estrenaba sobre el asfalto, disciplinado, serio y muy competitivo y que ha sido capaz de ponerse a la altura de los demás en un tiempo record y ha conseguido hacer volar un “hierro” de doce kilos sobre el asfalto de Cheste.
Javi, la Locomotora

Las vueltas se iban sucediendo y los minutos iban pasando. La noche se cernía sobre el circuito y el cansancio empezaba hacer su aparición pero la moral seguía muy alta, y con la estimable ayuda de la familia doyoubike, que vino de visita y una especial mención a Concha, fotógrafa oficial de  Doyoubike y a Tere que estuvieron con nosotros todo el tiempo. Seguíamos rindiendo al cien por cien. Con la noche cerrada y la poca iluminación del circuito se podía apreciar la gran velocidad que llegaban a alcanzar los ciclistas cuando pasaban por el muro de la recta de meta, sobre los 50-55km/h que se corría en el pelotón de cabeza.


Gran equipo, grandes compañeros DYB

Las horas seguían pasando y el ritmo de la carrera se ralentizaba. Entre las 4.00h y las 6:00h de la madrugada fue el momento más duro, estabas cansado pero no agotado, tenías sueño pero no podías dormir, sabías que tenías que seguir alimentándote para no desfallecer pero la garganta no dejaba pasar más comida, el cuerpo pedía acabar con este infierno pero no se podía. Con las luces de un nuevo día el infierno en el que nos habíamos sumergido llegaba a su fin y las fuerzas parecían que volvían a nuestras piernas, pero fue bastante efímero. Faltando pocas horas para terminar la ilusión seguía intacta no así las piernas que decían basta.

La celebracion de los Finishers


La última vuelta, la vuelta de la gloria fue llevada acabo por Dani, ¡¡ quien sino podía representar todos los valores por los que llevábamos luchando las últimas veinticuatro horas¡¡ , Las 24H del Circuito de Cheste.
Podeis ver muchas fotos AQUI (doyoubiketeam blog) y AQUI (CLUB CICLISTA DYB)
Como siempre agradecer a todos nuestros Sponsores OBREX REHABILITACIONES,  MUSARIONPACOM SYSTEMSTALLERES FRANBER Y DOYOUBIKE.
Crónica by Ibán.

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario