viernes, 8 de mayo de 2015

Maratón Monegros 2015

Bueno amigos, os vamos a contar que tal vivimos el fin de semana del 25 de Abril cuando fuimos Ángel, Miguel, Rado y Sebas a enfrentarnos a uno de nuestros retos, que era correr la maratón de Monegros de 123 km con 1200 m. de desnivel positivo acumulado.

El viernes acudieron todos los miembros a Zaragoza, donde se les esperaba con muchas ganas. Nuestro sponsor Pacom nos invito a una cena de campeones, para que el sábado pudiéramos tener fuerzas de sobra para poder afrontar el gran reto que nos esperaba.
¡Preparados para Monegros!

El sábado nos levantamos pronto para un gran desayuno y para preparar la comida antes de la carrera ,ya que empezábamos la carrera a las 12:00 h. ¡Nos tocaba comer en marcha!

Una vez llegamos a Sariñena, lo primero que hicimos fue preparar las bicis y acercarnos a recoger los dorsales. 

La organización de la carrera fue excelente. La salida la hicieron en tres cajones, en los que nos repartieron en el siguiente orden: 
1º cajón - Orbea, desde el que salía Ángel, 
2º cajón - Skoda, desde el que salían Miguel y Rado  
3º cajón - Powerade desde el que salía Sebas.
Todos dispuestos a salir. ¡Ciclistas por todos lados!
La salida fue puntual y limpia, teniendo en cuenta que éramos 6.000 ciclistas en la modalidad de maratón y 2.000 en la modalidad de media maratón. 

A lo largo de la carrera disponíamos de cuatro avituallamientos muy bien organizados y en todo momento la Guardia Civil motorizada controlaba que no nos pasara nada a ningún ciclista. En cuanto un ciclista se bajaba de la bici, al momento se personaban para ver si necesitaba algún tipo de ayuda o asistencia sanitaria.

Las sensaciones que tuvimos durante la carrera fueron impresionantes. Las ganas de luchar eran enormes pero el agotamiento que sentíamos con cada kilómetros recorrido se notaba. Aún así, el pensar que, en algún momento de la carrera nos tocaba abandonar porque se nos hacia dura y que  no podíamos seguir nos dolía. Era entonces era cuando sacábamos todas nuestras fuerzas y seguíamos adelante cada uno como podía y seguíamos luchando para conseguir terminar el reto que nos habíamos propuesto. Fue así como, según pasaban los kilómetros, nos acercábamos más al final de la carrera, manteniendo una mentalidad fuerte para poder luchar.
¡La terminamos! ¡Todos!
Al final todos conseguimos llegar a la meta sin sufrir ninguna caída y felices de haber logrado realizar la maratón de Monegros, el desierto Europeo en el que tragamos mucho, pero que mucho, polvo.

Sin duda alguna, una experiencia de superación y  de consecución de objetivos si nos lo proponemos.

Estamos muy contentos de haber vivido esta experiencia junto con unos grandes compañeros ¡y con ganas de que llegue el año que viene y, si es posible, repetir la experiencia! 

En resumen, grandes sensaciones al recorrer Monegros, el desierto de Europa.
Reacciones:

1 comentario: