martes, 17 de enero de 2017

This is Picassent


8:30 de la mañana en las afueras de Picassent. Ibán, Rober, Benja y yo estábamos sacando las bicicletas de los coches con la intención de ir a pasar la mañana en la Serra d'Alèdua . Quienes conozcan la zona, ya sabrán que eso es sinónimo de trialeras y mucho desnivel acumulado en pocos kilómetros.

Rober, Benja e Ibán en pleno calentamiento

Los primeros 6 km fueron los del obligado calentamiento (además necesario por la temperatura ambiente), subiendo poco a poco por el Camí del Pla hasta que, al llegar a la altura del barranco dels Felipons un giro de 90º a la derecha nos ponía en fila de a uno. Los casi 2 km iniciales te dejan muy a las claras lo que va a ser el resto de la jornada, algo que Rober calificó de 'Stage 1'. 'This is Picassent', añadió.


Bajadita para oxigenar algo, porque por delante teníamos ahora un nuevo tramo de ascenso, primero por pista y, más adelante, remontando el barranco de la Guatleta primero y el del Canyó después. Mucha piedra suelta en este último dejando claro que las últimas lluvias habían lavado bien el terreno.
Aquí cambiamos de término municipal, (al de Llombai), pero eso no significó un cambio en la dinámica de la ruta... el Paraje Natural Municipal del Tello, nos siguió ofreciendo exactamente lo mismo, pero esta vez en modo descenso.


¿Qué tal se baja con las dobles por la senda del 'Camí Creuer'?

¿Qué viene después de una larga (y rota) bajada técnica? Eso es... Lo mismo pero en sentido inverso. Y eso tocó hacer, una subida donde la técnica era lo más importante para no tener que estar echando pie a tierra cada dos por tres... y nos aplicamos. ¡Vaya que si nos aplicamos!


El siguiente punto de referencia en el mirador desde el que se ven las poblaciones de Catadau, Llombai y Alfarp. Unas vistas más que dignas. El único pero es la cantidad de mondas de naranja, latas y botellas... que la gente 'olvida' en sus descansos. Por favor, llévate siempre tu basura a casa y déjala en el lugar que corresponde.
Nosotros, como no podía ser de otro modo en semejante lugar, nos hicimos la foto de grupo y, antes de enfriarnos, volvimos a la faena.


Porque nos quedaba por delante el regalito de la 'senda del gas'; un tramo de bajadas y subidas enlazadas, con mucha piedra suelta, donde lo crucial era elegir bien por dónde meter la bici. Un trago de agua y al lío, porque sería prácticamente el punto y final a las trialeras de esta mañana rompepiernas, una vez llegáramos a la ancha pista correspondiente a la Vereda de Valencia.


No mucho más adelante llegamos al punto donde, horas antes, habíamos empezado con aquella dura subida (hasta alguno dijo que si la culminábamos de nuevo...). Nada. Volvimos tranquilos hacia Picassent en busca de algún bar abierto, donde reponer lo gastado en esta corta e intensa jornada, antes de meter las bicis en los coches e ir, como decía aquel, cada mochuelo a su olivo.


Y como no podía ser de otra manera, agradecer a todos y cada uno de los patrocinadores del Club Ciclista Doyoubike (PACOM Systems, Talleres Gonzalo, Prosolutions y Edetania Personal Bankers), por estar ahí.

Nos vemos en la siguiente.


Si quieres descargarte el track de esta ruta, este es en enlace.






Si quieres ver más fotos, aquí puedes ver la galería completa.



*************************
Crónica de Paco Pérez
Reacciones:

1 comentario: