miércoles, 13 de agosto de 2014

Alquilar una bici en Central Park

Viajar a Nueva York es sinónimo de conocer uno de los parques más grandes y famosos del mundo: Central Park. Aunque parezca impensable que entre cientos de rascacielos haya un pulmón verde, la isla de Manhattan cuenta este parque de 4 kilómetros de largo y 800 metros de ancho. Está flanqueado por alguno de los museos más importantes de la población neoyorquina, en su interior hay varios lagos, podemos encontrar algunos monumentos y cientos de pequeños senderos que nos hacen perdernos por este gran espacio al aire libre en una de las ciudades más urbanas del planeta.


¿Cómo recorrerlo sin perder tiempo en nuestro viaje? Aunque se puede ver a pie o incluso a caballo, sin duda, la mejor opción es alquilar una bici en Central Park ya que de esta forma podremos dedicar el tiempo necesario a sus principales puntos de interés y nos moveremos por dentro del parque sin necesidades de quedar agotados. Para disponer de una bicicleta para nuestro recorrido tenemos que ir a la entrada suroeste de Central Park (la que hay junto a Columbus Circle) y alquilarla en alguna de las tiendas que se ofrecen a los turistas.


El precio suele estar alrededor de los 20 dólares, dependiendo del tiempo que la tengamos alquilada, y en éste se incluye una cesta y un candado. ¿El casco? Parece que los neoyorquinos no le dan mucha importancia, o por lo menos los establecimientos de alquiler de bicis cercanos al parque. Allí mismo te ofrecerán un mapa de Central Park para que estés en todo momento situado ya que debido a su tamaño es posible llegar a perderse en algún momento. A continuación te mostramos alguno de los puntos de interés que no debes perderte cuando alquiles una bici en Central Park:

·         Sheep Madow. Especialmente si vas a Nueva York en los meses de verano, te resultará muy útil hacerte un hueco en una de las sombras de los árboles de ‘sheep madow’. Es una gran explanada de césped donde neoyorquinos y turistas buscan el sol, o escapan de él, dependiendo de la época del año. Ideal para hacer una parada en tu recorrido en bicicleta por Central Park y disfrutes de las vistas que se tienen desde aquí donde la naturaleza y los rascacielos de fondo se fusionan para ofrecer una estampa única.


·         Belvedere Castle. ¿Un castillo en medio de un parque? Así es Nueva York, donde menos te lo esperas encontrarás algo interesante para fotografiar. En este caso, se trato de una construcción de estilo victoriano que se utiliza hoy en día como sede del observatorio de la ciudad. En su interior por lo tanto encontramos telescopios, herramientas y piezas relacionadas con la astronomía y las ciencias naturales.

·         Strawberry fields. Esta zona de Central Park, aunque puede pasar desapercibida, es una de las más visitadas por los turistas. Y es que en ‘strawberry fields’ se conmemora a John Lennon ya que falleció a pocos metros de esta parte del parque.

·         Jacqueline Kennedy Onassis Reservoir. De los siete lagos que hay en el interior del parque, el que recibe el nombre de ‘Jacqueline Kennedy’ es el más grande y el más fotografiado de Central Park. Una bonita zona para pasear y ver las carísimas viviendas de los rascacielos con vistas al lago (una de ellas es de Madonna y otra del cantante Bono de U2).


·         Alicia en el País de las Maravillas. A uno de los personajes más famosos de todos los tiempos, Alicia, se le rinde homenaje en el corazón del parque con una gran estatua que hace referencia a sus aventuras en el ‘país de las maravillas’. Frente a ella, el lago ‘conservatory water’ donde los más pequeños de la casa podrán conducir barquitos teledirigidos. 
Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario